Hansel y Gretel o El complot

9:29:00 p. m. Posted by El Griego

Sucede que soy mucho más lector que escribiente. Y todas las veces que intenté mantener en funcionamiento un blog, fracasé. Y sigo fracasando, claro. Como para comprender un poco la dinámica "bloggera", me interné en esa maraña de enlaces que apuntan a todos los puntos del ciberespacio, con resultados disímiles: unas veces no pase de leer un par de lineas, otras algún que otro post, y en otras, las menos, pasé dias recorriendo las huellas de los demiurgos de los más variados estilos, voces y, digamoslo de una vez, literatura. He aquí una historia de lector de blogs. Mínima, casi banal.

Supongamos -afirmarlo sería jactarme de una memoria que no poseo- que la fecha en que esta historia comienza fuera un día de abril de 2008. Alguien publica un libro. Del contenido no se habla demasiado. Sí del apellido de la autora. Y sobre todo se habla del título de la publicación: estalla ese vocablo que entre aquellos que se dedican a tejer y destejer palabras es anatema: plagio. Nada de otro mundo, cosas así pasan todo el tiempo. Sea como fuere, las consecuencias de aquel presunto plagio, excedieron por completo a sus primigenios implicados.

Y si no me creen, continúen leyendo.

De todos los mil sitios posibles en que podría haber encontrado decires sobre el libro, su autora y la no demasiado inteligente elección de título , yo leí la reseña aquí (de paso, recomiendo ese sitio). Si ustedes siguen el enlace que aparece al final del artículo, llegara a otro buen blog, altamente recomendable, con una única crítica: uno puede pasar bastante tiempo esperando actualización.

Hecha la excepción de los blogs o sitios que nos pueda recomendar algún conocido, en la experiencia de este servidor, sucede que uno encuentra casi por accidente algo que habrá de dar algunos buenos momentos de lectura. No digo nada revolucionario: por algo a ese "zapping" ciberespacial se nombra como se nombra: navegar... Sin rumbo. (¿Sin rumbo?)

Eso mismo es lo que sucedió con "Hablando del Asunto": pasé buenos momentos de lectura allí, y el sitio quedó señalado entre mis favoritos.

Y así fue como di con esta nota. Gustó. La curiosidad es la escencia del descubrimiento, se sabe. Asi que siguiendo la huella más obvia, terminé aquí, y confirmé que una buena prosa necesariamente tiene que ser fresca, y que la frescura nada tiene que ver con esa suerte de impostación de "novicia rebelde" con la que uno se da en muchos blogs. Aquí podría también enlazar algún ejemplo: abundan. Los dejo de lado esta vez. Estimo que tiene mas sentido recomendar la lectura de un hallazgo con algún contenido estético o humano: con contenido, a secas.

La lista de enlaces de esta joven poeta, escritora (y bella) era abrumadora. Metódico como soy, además de leer el blog de cabo a rabo, investigué un poco los sitios que ella recomendaba.

Y me di con este blog. Quedé prendado de muchas formas: el estilo conversacional, la ironía que rozaba la petulancia, el exceso de vida, lo absurdo de tantas historias, el humor, ácido, corrosivo. Viaje con Hans a España, comí sus platos, presencié un recital en que él tocaba con su banda y me emborraché de martinis.

Hasta aquí una linealidad nada extraordinaria. Lo que sigue puede ser considerado como evidencias de un complot universal, como la ley de probabilidades con resultados fantásticos o mera coincidencia.

Conozco de cerca a la autora de este blog. Lo suficiente como para disentir en gustos literarios, acordar en otros tantos asuntos, aceptar sus recomendaciones sobre textos míos, permitir que ella oculte mi metódica ignorancia del uso de las tildes, y muchas veces como punto de referencia para lecturas y escuchas musicales.

Lo cierto es que llego a este blog gracias a ella. Pude haber llegado a éste, del que se podrá decir que es "famoso", o a este otro, que ya ha traspasado la línea de la virtualidad y se ha hecho libro (me entero en este instante que hay más: no sólo se ha plasmado en papel, ahora también ha llegado a la pantalla chica!) Pero no. Así tenía que suceder, y así sucedió.

Hoy leí el último post de Ushka y tuve una sensación extrañísima: primero, de tan evidente resultaba imposible. Luego, como sucede siempre en todo cerebro demasiado acostumbrado a divagar vericuetos fantásticos, me atropellaron todas las preguntas posibles: cómo podía ser que por mera coincidencia, UPR hubiera enlazado el blog de Ushka, que ésta a su vez haya sido novia de Hans, que yo hubiera seguido una improbable línea virtual, para darme luego con que la Deb de Hans no era otra que esta misma que UPR recomendaba en su blog? Es que había una asociación ilícita con obscuros propósitos? Era esto realmente un contubernio de brujas?

Yo no creo en las brujas. Pero que las hay, las hay. Por si las moscas, de ahora en más me cuidaré bien las espaldas. No sea cosa que me atrapen con la guardia baja. O los pantalones en el piso.


(Nota: todo lo hasta aqui relatado es pura ficcion. O mejor: un minimo homenaje a todos ustedes, lejanos tejedores de ficciones que me han obsequiado excelentes momentos de lectura. Gracias)

5 Dejaron Huella:

Ushka dijo...

Genial. Me encantó. Me hizo acordar a la teoría de "seven degrees of Kevin Bacon".

Me gustó este blog.

Lo estaré visitando seguido.

El Griego dijo...

Lo dicho, Ushka. Me halaga. Gracias por pasar y felicitaciones por sus textos. De nuevo.

Salut!

Un Poco Rara dijo...

La aldea global que le dicen
;)

El Griego dijo...

Ahora que lo dice, UPR... Cierta vez alguien nombró "vecinos" a lo que, supongo, blogs contiguos al de uno. Quiero decir que, al menos en esta plantilla que tengo ahora, hay un bonito enlace que dice "Siguiente Blog". Lo que me hace caer en la cuenta de que algunos, entre los que me anoto, en la aldea global se comportan tan cual en la vida: no tengo la mas mínima idea de quien "vive" al lado...

Salut, UPR. Y gracias por todo. No solo por ser lo que aqui dije que eras...

Un Poco Rara dijo...

Gracias hacen los monos.
Beso.